Cirugía Laparoscópica Para Obesidad Severa: Información Para el Paciente de Parte de Su Médico y de SAGES

La cirugía laparoscópica para la obesidad es para personas cuyo sobrepeso es severo. En la laparoscopía se usa un telescopio (laparoscopio) especializado a fin de visualizar el estómago, lo cual típicamente permite que se hagan incisiones abdominales más pequeñas. Este folleto explicará:

  • ¿Qué es la obesidad severa?
  • Opciones de tratamiento médico y quirúrgico para la obesidad severa
  • Cómo se realiza la cirugía laparoscópica para la obesidad
  • Resultados a esperarse mediante el procedimiento
  • ¿Qué es de esperarse después de la cirugía laparoscópica para la obesidad?

¿QUÉ ES LA OBESIDAD SEVERA?

La obesidad severa, que a veces se conoce como “obesidad mórbida”, se define como tener un peso de 100 libras (45,5 kg) o un 100% por encima del peso corporal ideal. Esto se determina según las tablas de estatura y peso de Metropolitan Life Insurance Company (Compañía de Seguros Metropolitan Life). Entre el tres y el cinco por ciento de la población adulta de los Estados Unidos tiene obesidad severa. Esta afección se asocia con la evolución de complicaciones que ponen en peligro la vida, tales como hipertensión, diabetes y enfermedad arterial coronaria, entre otras.

Se han recomendado numerosos abordajes a dicho problema, entre los que se incluyen dietas de bajas calorías, medicación, modificación de la conducta y terapia de ejercicio. Sin embargo, el único tratamiento de eficacia probada en el control a largo plazo de la obesidad mórbida es la intervención quirúrgica.

¿QUÉ ES LO QUE CAUSA LA OBESIDAD SEVERA?

La causa de la obesidad severa no se conoce a ciencia cierta. Es probable que intervengan muchos factores. En las personas obesas, el punto preestablecido de energía almacenada es demasiado alto. Esta alteración del punto preestablecido quizá ocurra a consecuencia de un metabolismo lento con un gasto energético bajo, ingestión calórica excesiva, o una combinación de lo anterior. Existe información científica que sugiere que la obesidad quizá sea una característica heredada.

Lo más probable es que la obesidad severa resulte de una combinación de influencias genéticas, psicosociales, ambientales, sociales y culturales que interactúan y dan como resultado un problema complejo que afecta tanto la regulación del apetito como el metabolismo de la energía. La obesidad severa no parece ser una simple falta de control de parte del paciente.

¿CUÁLES SON LAS OPCIONES DE TRATAMIENTO?

TRATAMIENTO MÉDICO

En 1991, la National Institutes of Health Conference [Conferencia Nacional de los Institutos para la Salud] concluyó que los métodos no quirúrgicos de reducción de peso para pacientes con obesidad severa, salvo raras excepciones, no resultaban eficaces a largo plazo. Se demostró que casi todos los que participaron en cualquier programa no quirúrgico de reducción de peso para la obesidad severa recuperaron el peso que habían bajado en menos de cinco años. Si bien hay medicaciones recetadas y de venta libre que inducen la reducción de peso, al parecer la terapia médica a largo plazo no desempeña un papel en el control de la obesidad mórbida. Las medicaciones que disminuyen el apetito pueden producir una reducción de peso que oscila entre once y veintidós libras [entre cinco y diez kilos]. No obstante, el aumento de peso es rápido una vez que se suspende la medicación. Varios programas profesionales de reducción de peso usan técnicas de modificación de la conducta en conjunción con dietas de bajas calorías y aumento de la actividad física. Se ha informado de una reducción de peso que oscila entre una y dos libras [450 y 900 gramos] por semana, sin embargo casi todo el peso que se baja se recupera al cabo de cinco años.

Keep reading...

Page 1 of 212

 

 

Brought to you by:

SOCIETY OF AMERICAN GASTROINTESTINAL AND ENDOSCOPIC SURGEONS (SAGES)
11300 West Olympic Blvd., Suite 600
Los Angeles, CA 90064
Tel:
(310) 437-0544
Fax:
(310) 437-0585
E-Mail:
publications@sages.org
Revised:
March 1, 2004
This brochure is intended to provide a general overview of a surgery. It is not intended to serve as a substitute for professional medical care or a discussion between you and your surgeon about the need for a surgery. Specific recommendations may vary among health care professionals. If you have a question about your need for a surgery, your alternatives, billing or insurance coverage, or your surgeons training and experience, do not hesitate to ask your surgeon or his/her office staff about it. If you have questions about the operation or subsequent follow up, discuss them with your surgeon before or after the operation.